Una de las partes más importantes en sistema de seguridad del auto, y que debe tener especial cuidado en su mantenimiento es la suspensión. Tanto por la calidad de manejo como para la seguridad de los ocupantes, el mantenimiento preventivo y correctivo de la suspensión la debe realizar un mecánico profesional. Además de ser un trabajo especializado y que depende mucho la seguridad del propio auto, la suspensión tiene algunas piezas y mecanismos que deben ser manipulados con extrema precaución para evitar lesiones.

Los componentes más importantes de la suspensión en un auto son:

Resortes: Son los que reciben los impactos directos de los hoyos y los topes en el camino. En teoría están diseñados para que duren mucho tiempo, pero es imperativo darles un chequeo periódicamente.

Amortiguadores: Son los que ayudan a reducir el movimiento de oscilación de los resortes al pasar por los obstáculos del camino.

Montajes de puntal: Estos son los soportes estructurales de la suspensión. Aquí se apoyan la resistencia de los resortes y de los amortiguadores.


Tips para mantenimiento de la suspensión:

  • Verificar el estado de las gomas de la suspensión
  • Checar que no existen fugas de aceite en los amortiguadores
  • Hacer alineación y balanceo cada 10 mil kilómetros
  • Realizar engrase de chasis y elementos periódicamente.