El sistema de suspensión automotriz lo conforman piezas fundamentales en la estabilidad de manejo, como los resortes y los amortiguadores. Estos son los responsables de proporcionar la correcta adherencia de los neumáticos en el asfalto. En carretera, principalmente en las curvas, la adherencia ofrece una mejor estabilidad en la conducción.

Cuando los amortiguadores no están bien, los neumáticos pueden perder esta adherencia en el asfalto, las curvas son tomadas con menor precisión, y las funciones de los frenos ABS pierden efectividad. Esto provoca un paulatino desgaste desproporcionado en los muelles, el diferencial, los neumáticos y las juntas universales.   

A continuación, enumeramos los tipos de amortiguadores
que existen en el mercado:


  • Amortiguadores monotubo
  • Amortiguadores de doble tubo
  • Amortiguadores regulables en suspensión
  • Amortiguadores regulables en dureza
  • Amortiguadores hidráulicos
  • Amortiguadores reológicos
  • Amortiguadores hidráulicos con válvula
  • Amortiguadores de frecuencia selectiva